Blog

Lo que más aporta es sentirte “parte de”

Por Marta Benítez. Directora de Cuentas en MK Media, agencia perteneciente a AEAPS.

marta-benitez

En los últimos tiempos, desde aquel día en que de la noche a la mañana tuvimos que recoger y trasladar todos nuestros puestos de trabajo a nuestras casas, he escuchado la misma pregunta de manera recurrente. ¿No te sientes sol@ o aislad@ trabajando desde casa?

En muchas empresas, la opción de teletrabajo es una realidad que ha venido para quedarse. Con mayor o menor flexibilidad, las empresas, y más aún las de servicios, han implantado este modelo. Parece fácil pensar que, si estás en tu casa trabajando de manera autónoma y sin el “piel con piel” con tus clientes, compañeros y colaboradores, la tendencia podría ser sentir esa soledad o aislamiento e incluso cierto desarraigo de la empresa de la que formas parte. 

Es evidente que, en muchos cargos y funciones, en muchas empresas y sectores, puede ocurrir, pero sin duda no es el caso de las agencias. Creo que, en este sentido, podemos sentirnos afortunad@s. Más allá de tus funciones, de tu perfil profesional o de tus responsabilidades, en las agencias el trabajo en equipo es un must. Cualquier proyecto ha de ser concebido o ejecutado de manera transversal, y es por ello por lo que día a día el continuo contacto con tus compañeros hace que seamos capaces de sentirnos cerca y entendernos, estemos en la misma sala, al teléfono o a miles de kilómetros en una videollamada. 

Trabajar en equipo es algo increíble, pero para que de verdad funcione es fundamental que se den dos situaciones: que tengamos muy claro el “para qué” del proyecto que tenemos entre manos, y que nuestra mayor motivación sea la de escuchar y aportar lo mejor de nosotros mismos. Es en ese momento, fruto de ese trabajo multidisciplinar y de la orientación colectiva hacia un mismo objetivo, cuando conseguimos aportar valor al proyecto, al equipo, y por supuesto, a nosotros mismos.

Cuando trabajas sin temor a dar tu opinión, olvidando los cargos, las estructuras verticales, o los procesos obsoletos y pones el foco en el entregable final, es cuando sientes que creces como equipo y como profesional. Ahí, es cuando los proyectos se convierten en algo que fluye y la palabra “compañeros” cobra más sentido que nunca. Porque en ese momento te sientes “parte de”. En ese momento entiendes que todos sois importantes, tú también, seas quien seas, vengas de donde vengas o sepas lo que sepas, tus aportaciones son bienvenidas.

En una sociedad que cada vez tachamos más de individualista, en las agencias se aspira a encontrar ese momento de unión social, de pertenencia, de orgullo colectivo. Ese momento en el que la creatividad en todos los sentidos se gesta y las soluciones salen por si solas. Porque solos no seríamos ni la mitad de lo que somos, y lo somos todo cuando trabajamos juntos. 

Ir arriba