BLOG

Por los miembros de la AEAPS

Es el momento de redefinir la formación médica

Por Cristina Calle – Medical Writer. Excolaboradora de Havas Health & You.

 

Por Reyes Lora – Directora MedEd Grupo mk.

La situación desencadenada por la pandemia mundial de la COVID-19 ha propiciado el establecimiento de nuevas formas de trabajo y comunicación científica. Si bien el proceso de transformación digital lleva en marcha años, las limitaciones de movilidad y las necesidades de información médica de los últimos meses han cambiado el panorama actual de la visita médica.

Los dispositivos electrónicos y plataformas digitales constituyen, desde hace años, herramientas indispensables de trabajo para la visita médica. Este tipo de plataformas proporciona nuevas posibilidades de comunicación e interacción con los profesionales sanitarios, ofreciendo información relevante y adaptada al interlocutor, que propicia una experiencia personalizada. Además, la interacción con los contenidos digitales proporciona datos clave sobre los intereses y uso de la información, generando dinámicas que permiten optimizar la comunicación y reforzar el vínculo entre el laboratorio y los profesionales de salud.

Los pilares de la comunicación médica residen en ofrecer información concisa, relevante y basada en la evidencia. Sin embargo, la generación de contenidos médicos digitales requiere, además, incluir en la ecuación la experiencia del usuario. Cuando creamos contenido en formato digital, independientemente del soporte o la plataforma en la que se alojará el contenido, debemos tener en cuenta qué necesidades de información tiene el receptor, cómo la va a recibir, cómo va a interactuar con el contenido, qué información queremos conseguir de esta interacción y cómo la vamos a obtener. No se trata de una mera adaptación de un contenido en papel a un soporte digital, ya no basta con contar con una historia, sino que deben poder experimentarla en primera persona.

¿Cómo enfocamos la creación de este tipo de contenidos? Lo principal e indispensable es identificar información médica relevante, el qué queremos contar, contextualizarla y asegurar su rigurosidad y exactitud. El siguiente paso es darle forma para que sea visual, concisa y vivencial. Aquí entra en juego el cómo lo queremos contar y cómo va a interactuar el interlocutor. En este proceso contar con expertos en UX (user experience) es clave para garantizar la usabilidad y accesibilidad de la herramienta, de forma que el contenido sea consultable de forma intuitiva.

Como medical writer, la creación de contenidos digitales es uno de los mayores retos creativos a los que nos enfrentamos. ¿Cómo va a influir este escenario en el equipo médico de las agencias de comunicación en salud? Sin duda, este tipo de proyectos potencian el establecimiento de equipos multidisciplinares y enriquecen las estrategias de divulgación científica, obligándonos a pensar más allá de la evidencia y poniendo el foco en conectar con el usuario y hacerlo partícipe de la experiencia.

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Blog

Otros Posts





Usuarios

Los datos que nos facilite de forma voluntaria se transferirán al registro de usuarios de nuestra web. Para más información, consulte nuestra Política de Privacidad.