Blog

Volver, pero no de cualquier manera

Por Raquel Fornés. Account Manager en Doctaforum | Medical Marketing Specialists, agencia perteneciente a AEAPS.

Live events are back!…Qué ganas tenía el sector de poder decirlo, de volver a la vorágine de los eventos presenciales, de sentir esa adrenalina tan especial y única.

A la alegría de la vuelta, sumamos los retos de esta nueva realidad que nos exige a las agencias una adaptación continua y nos obliga a no olvidarnos de lo que estos dos años de pandemia nos han dejado como legado.

Por un lado, admitámoslo: teníamos tantas ganas de volver a lo presencial, que la mayoría creía que nada más tener luz verde para realizar eventos face to face dejaríamos atrás el componente virtual (fantasía alimentada más por el corazón que por la razón). Pero no solo no ha sido así, sino que hemos virado a los formatos híbridos, que, analizados de forma objetiva, son en realidad la suma de un evento presencial y un evento virtual. Lo que a efectos de producción, creatividad y logística implica duplicar esfuerzos y, además, buscar fórmulas y soluciones que los coordinen para hacerlos ir al unísono y conformar, de cara al organizador y al asistente, un único evento. Así pues, se duplican los esfuerzos, el trabajo y el ingenio para cohesionar las dos tipologías de eventos.

En segundo lugar, la adaptación de las agencias pasa por ajustarse a esos nuevos plazos que la pandemia trajo consigo. El teletrabajo, en el que inicialmente no existían los horarios y muchos estuvieron disponibles 24/7, y los formatos virtuales, en los que (casi) cualquier cambio se puede hacer con inmediatez, alteraron el paradigma de los tiempos de entrega, generando una costumbre difícil de mantener en producciones físicas.  Y como es tan difícil volver atrás en este sentido, desde las agencias no podemos hacer más que lidiar con esta nueva realidad y reorganizarnos internamente. Esta reorganización pasa por tener equipos cada vez más multifuncionales, flexibles y a la vez más interconectados que nunca; equipos en los que cada miembro esté empapado del trabajo de los demás y, lo más importante, lo entienda y valore su importancia. Porque solo con equipos cohesionados y con un engranaje perfecto, es posible sobrevivir a esta nueva realidad.

Y no podemos olvidarnos del escenario tech. Proliferaron tendencias tecnológicas y digitales como la realidad virtual, IA, efectos 3D, infinidad de apps para casi todo lo que uno pueda imaginar y que, además, nos permiten rastrear la experiencia de los usuarios…Todo ello a un coste más o menos asumible dentro del entorno digital que, sin embargo, es harina de otro costal cuando los incorporamos a los eventos presenciales, sobre todo a efectos presupuestarios. Así que nos toca hacer cursos acelerados sobre nuevas tecnologías a la vez que dedicamos muchos esfuerzos a la viabilidad económica de estas soluciones interactivas.

Y es que cuando se dice que este sector es de los más resilientes que hay, por algo es… ¡Welcome back a los eventos presenciales!

Ir arriba