Blog

Del brief al hecho… hay un trecho

Por Elena García. Directora científica en Publicis Health, agencia perteneciente a AEAPS.

Desde mi humilde opinión y mi huequito en el mundo “publi” health vengo a cuestionarme cosas. Estoy al 90% segura de que muchos y muchas os lo habéis preguntado ya o, en un par de briefs más, os lo acabaréis preguntando: ¿por qué la petición de propuesta disruptiva, creativa, diferenciadora, súper rompedora del brief acaba siendo una campaña de emails? ¿o un folleto con troquel? ¿o una landing bien cargada de texto? Con todos mis respetos a estos formatos, mi conclusión es firme: porque dar el primer paso, hacia algo disruptivo, da miedo.

El sector farmacéutico es, de manera general, muy conservador, y le cuesta salir de la zona de confort. Sin embargo, en brief, si se piden e intuyen esas ganas de hacer algo que se salga del a,b,c de la comunicación clásica en salud, algo con lo que realmente impactar de forma positiva a los profesionales o a los pacientes.

Pienso que, con la vuelta de septiembre y echando la vista atrás a este curso, me gustaría ponerme el objetivo de seguir peleando porque esas ideas que surgen entre compañeros en la agencia, tras mucho estudio para entender la patología, tras mucha reflexión para crear una estrategia y mucha creatividad y revisión que lo remate, vean verdaderamente la luz. Poca broma.

Se puede hacer algo verdaderamente distinto que cumpla con la regulación de farmaindustria y que a la vez sea más actual, más moderno, más ajustado a la vida y el tiempo real de los profesionales de la salud y aún más cercano y accesible para los pacientes. Muchos médicos ya nos lo están pidiendo en focus groups, en reuniones, quieren ver cosas nuevas en formatos adaptados a sus vidas de 2022.

Apostemos por las buenas ideas, por la frescura y saquemos propuestas que ayuden a darle al sector farmacéutico ese empujón de salida que necesita con la confianza y rigurosidad de siempre. Hagamos realidad ese quiero y no me atrevo.

Al fin y al cabo, para eso trabajamos aquí, ¿no?

Ir arriba