Blog

Cuando la razón no es Data Driven

Por Luis A. Zamora. Director de Cuentas en Publicis Health, agencia perteneciente a AEAPS.

Luis Alberto Zamora, Director de Cuentas en PUBLICIS HEALTH

Como personal de agencias del mundo health, para nosotros los datos y la evidencia es el punto de partida de cualquier acción que hacemos. Bien sea para crear una campaña, un plan táctico o tomar decisiones estratégicas, la data es nuestro santo grial que nos indica el camino más adecuado para crear la mejor propuesta para nuestros clientes. Y así creemos que son también las decisiones de los profesionales a la hora de elegir qué prescribir en una patología.

Los estudios pivotales, casos clínicos o los posters muestras los datos de eficacia, seguridad o tolerancia de los fármacos para los que trabajamos. Y entendemos que, si tenemos entre manos uno que aumenta la esperanza de vida con mayor calidad de vida que sus competidores, es de cajón que consigamos un mayor número de nuevos pacientes y prescripciones para nuestros clientes. Dos más dos deberían ser cuatro.

Es la experiencia en este campo lo que nos descubre que no siempre es así. De hecho, el seniority famoso de que hablamos en las entrevistas de trabajo podría definirse no solo como la experiencia y la capacidad de resolver situaciones en base a esta, o el conocimiento del mercado, si no el descubrimiento personal que hacemos cuando nos vamos dando cuenta, poco a poco, de que los médicos y los profesionales de la salud son humanos. Así como sus pacientes. No son enfermedades con piernas. Son personas.

Puede que sea el medicamento con mayor esperanza de vida, pero a lo mejor con mayores efectos secundarios. Puede que su tolerancia sea más alta, pero peor demostrada que otros. O, simplemente, puede que el histórico y posicionamiento del propio laboratorio también influya en la decisión de en qué medicamento confiar. La prescripción no solo son datos, también es análisis. Un análisis holístico de todas las aristas, situaciones y factores. Y no una suma matemática. Si no una visión global donde valorar qué pierdo a base de ganar otras cosas. Ya que, a día de hoy, el fármaco ideal aún no se ha descubierto.

Ir arriba