La segmentación en publicidad online

FARMAESPAÑA

No estamos descubriendo nada nuevo si afirmamos que el éxito de una buena campaña publicitaria reside en la capacidad de impactar a la audiencia de la forma más rentable posible. Para ello, es importante conocer en profundidad a nuestro target y realizar una correcta segmentación del mismo. Pero, ¿sabemos cuál es el comportamiento digital de nuestro público objetivo? ¿En qué plataformas se mueve? ¿Qué redes sociales utiliza y cómo interactúa con ellas?

Conocer todo lo anterior es clave para poder comenzar a definir los objetivos según la plataforma o red social donde se encuentre nuestro target. Una vez los tenemos definidos, podemos empezar a segmentar.

Las famosas cookies –que todos aceptamos al navegar en un site–, nuestro uso de las redes sociales, las búsquedas que hacemos en Google y las noticias que leemos, hacen que en los medios digitales podamos tener una idea muy clara de quién es cada usuario, qué comportamiento tiene y cuáles son sus intereses.

Por eso desde los canales digitales podemos asegurarnos de impactar exactamente a nuestro target.

Herramientas sencillas

Las herramientas que permiten realizar esta segmentación son sencillas y fáciles de utilizar en la mayoría de los casos. Facebook nos permite, además de la clásica segmentación demográfica por edad, género y nivel educativo, profundizar en los intereses del potencial consumidor para poder afinar la segmentación.

Esta red social dispone de una serie de intereses clasificados por categorías y subcategorías, que van desde alimentación, pasando por tecnología, deporte, belleza, familia, etc. Gracias a esta herramienta, si queremos promocionar un producto de cosmética capilar femenina, por ejemplo, además de segmentar por sexo y edad, podremos añadir intereses como “belleza”, “cabello”, “cuidado del cabello”, etc.

Las cookies que aceptamos al navegar, nuestro uso de las redes sociales, las búsquedas que hacemos en Google y las noticias que leemos, hacen que en los medios digitales podamos tener una idea muy clara de quién es cada usuario, qué comportamiento tiene y cuáles son sus intereses. Por eso, desde los canales digitales podemos asegurarnos que impactamos exactamente a nuestro target.

También es posible realizar una segmentación por días y horas para ofrecer productos en un momento determinado del día o la semana. En este caso, si queremos promocionar un medicamento para conciliar el sueño, podremos segmentar para impactar a nuestro público objetivo a partir de las 22h de la noche y hasta entrada la madrugada. Finalmente, tenemos la segmentación geográfica, que nos puede ayudar a reforzar determinadas localizaciones dentro de un territorio concreto.

segmentación en publicidad digitalEn el caso de Twitter, podemos segmentar por seguidores. La naturaleza de esta red social, en la que el peso específico de Twitter radica en la calidad de los seguidores, muestra tus Ads a personas que siguen a nombres de usuario específicos o que son similares a los seguidores de esos nombres de usuario. Por ello, podremos conectar con personas que puedan estar interesadas en nuestro negocio.

La segmentación por palabras clave es otra de las características del digital advertising o publicidad digital en esta red social, en la que podemos conectar con usuarios basándonos en palabras y frases clave que han twitteado o han buscado en Twitter recientemente. Esta segmentación permite llegar al público objetivo cuando tu negocio les resulta más relevante.

¿Y si queremos hacer campaña fuera de las redes sociales?

La publicidad display, es decir, los banners tradicionales en webs siguen estando a la orden del día pero la forma en la que esta publicidad se muestra a la audiencia está cambiando con la llegada del RTB. El sistema RTBReal Time Biding- es un sistema de subasta en tiempo real de los distintos espacios publicitarios, donde se puja a tiempo real por cada una de las impresiones de un anuncio en cada uno de los espacios publicitarios de una página web.

En este mecanismo de puja en tiempo real, los soportes publicitarios pueden decidir qué tipo de anuncios aceptan, bajo qué precio de venta o qué anunciantes aceptan o rechazan y los anunciantes eligen el tipo de público deseado así como el importe máximo que están dispuestos a pagar. De esta forma, pasamos de anunciarnos con un banner en la home de un diario digital con mucho tráfico, que nos aseguraba una cantidad importante de impresiones pero no la calidad de las mismas, a anunciarnos en webs donde realmente se encuentra nuestro target y, por lo tanto, obtendremos un impacto mucho más cualitativo.

A medida que aumenta la competencia y los usuarios son más impactados, es imperativo conocer en profundidad a nuestro público objetivo para diferenciarnos, ofrecer el producto o servicio de forma efectiva y rentabilizar nuestra inversión.

Otra herramienta con un alto rendimiento es el re-targeting. Si durante la compra de un producto, el usuario decide abandonar la compra, esta tecnología permite mostrar de nuevo el producto, en las siguientes webs que se visiten.

Las cookies que se almacenan en el ordenador y el código de seguimiento en la web del producto, junto con las cookies de navegación, permiten impactar al usuario durante una sesión web. Eso sí, es necesario que la web que visiten a continuación esté dentro del inventario de la red contratada.

En definitiva, a medida que aumenta la competencia en publicidad digital y los usuarios son impactados de forma constante, es imperativo conocer en profundidad a nuestro público objetivo para segmentar al máximo, diferenciarnos de la competencia, poder ofrecer el producto o servicio de forma efectiva y, de esta forma, rentabilizar nuestra inversión.

 *Artículo disponible en el Nº 101 de la Revista Digital de Farmaespaña - Página 18

Escrito por AEAPS
Categoría: Farmaespaña
Visto: 725