Blog

El arte de desgastar las palabras

Por Ana Clement. Ejecutiva de cuentas en Doctora Moss, agencia perteneciente a AEAPS.

En 2016 la Real Academia Española en colaboración con la Academia de la Publicidad realizó un estudio donde determinó que existe un abuso extremo del uso de anglicismos sin sentido en el ámbito de la comunicación.1

Puede que sin sentido no sea la expresión más correcta sobre el uso de anglicismos, pero se refiere a que son palabras que tienen una traducción igual de válida en castellano y que, sin embargo, no usamos. Esto se debe, además de a la globalización, a la existencia de otros factores sociológicos como pueden ser la imitación y la admiración por lo extraño2, que hacen que tengamos preferencia en usar términos ingleses antes que términos españoles para denominar una realidad. 1

La publicidad es uno de los campos donde más intrusión lingüística existe.1 Utilizamos anglicismos en nuestros discursos diariamente, de forma voluntaria o involuntaria. Este hecho no solo se observa en el ámbito externo (realización de campañas, comunicación corporativa…) sino también en el interno.1 Y es que, además, en una agencia de comunicación especializada en salud, la ciencia está muy presente y el inglés es, hoy en día, el lenguaje universal en ciencia.3

Pero, claro, cuando empezamos a usar palabras que podrían llevar chanclas con calcetines igual no nos damos cuenta de que, de tanto usarlas, estas se pueden desgastar. No es que estén cansadas, es que nosotros nos cansamos de leerlas y de oírlas y pasan a ser casi muletillas.

Aunque a todos nos guste estar alineados con el departamento de compliance, tener expertise y crear contenido de la mano de key opinion leaders, creo que te puedes hacer una idea de lo que desgastamos las palabras al repetirlas tanto ya que, si hubiese puesto de título “Palabras para demostrar tu expertise en compliance”, seguramente no estarías leyendo esta entrada.

Pero, ¡ojo! No es ninguna crítica. Forma parte de la evolución de la lengua y es una tendencia que engancha y de la que, sinceramente, no es fácil escapar. Porque no es lo mismo que te den las instrucciones que un briefing.


1. González-Oñate C, Fanjul-Peyró C, Salvador-Harsh E. La influencia de la anglomanía en la jerga de los/las profesionales de la comunicación en España. Hist. Comun. Soc. 2021;26(2):603-16. Disponible en: https://doi.org/10.5209/hics.69204

2. Alcántara T. Los Anglicismos En El Español Moderno en Diliman Rev. 2006;53:234–64.

3. Cómo el inglés se convirtió en la lengua “universal” de la ciencia y por qué en el futuro puede dejar de serlo – BBC News Mundo. Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-49610224

Ir arriba