BLOG

Por los miembros de la AEAPS

Visita médica: ¿qué ocurrirá después del covid-19?

Por Luis Zamora, Director de Cuentas de Publicis Health. 

Publicis Health

Es innegable que la crisis mundial debida a la pandemia de la COVID-19 nos ha cambiado a todos y muchos de los aprendizajes y nuevos hábitos han llegado para quedarse. Y el mercado de comunicación y publicidad de salud tampoco es indiferente a este hecho. Hemos vivido un 2020 donde la digitalización de la visita médica se desarrolló ha marchas forzadas, mucho más rápidamente que en años anteriores. Podemos decir que, por fin, se produjo el salto a lo digital en la industria farmacéutica después de muchos años hablando sobre ello.

No continuar la visita no era una opción. Según datos de IQVIA, para el 83% de los profesionales sanitarios la relación con el delegado sigue siendo clave como puente de conexión con los laboratorios y sus fármacos. Pero en cuanto al modelo de cómo relacionarse con el delegado, el colectivo presenta discrepancias. El 17% restante son profesionales que estarían abiertos a una relación en entorno digital exclusiva con los laboratorios. Dicho en otras palabras, la figura del delegado farmacéutico sigue siendo clave como vehículo de relación con los sanitarios. 

Se habla mucho de la implantación de un modelo mixto, donde los profesionales reciban vistan de los laboratorios de forma presencial y telemática. Y en otro estudio de esta misma consultora donde preguntaban a los médicos, en un posible escenario post-COVID, sobre si las interacciones remotas eran suficientes para satisfacer sus necesidades, un 23% de los profesionales encuestados las consideraban totalmente suficientes, mientras un 28% solo estaban algo de acuerdo con esta afirmación. Lo que aún choca es que, después de un año de restricciones en cuanto a la visita médica, un 49% de los profesionales encuestados estaba en desacuerdo con esta afirmación, reclamando la figura del delegado presencialmente para satisfacer sus necesidades. 

De hecho, cuando se les pregunta sobre la preferencia del canal de comunicación la cosa está bastante igualada: un 53% prefiere la visita remota, mientras que un 47% prefiere la visita presencial. O, dicho con otras palabras, no hay una solución única. Ante este escenario se plantea el reto de cómo afrontas la visita en plena desescalada: ¿volvemos a un escenario pre-COVID donde la presencialidad era la norma? ¿O nos volcamos en los canales digitales? La respuesta parece obvia: modelo mixto. 

La clave estará en la proporción entre ambos canales. Y no debemos olvidar otro cambio que ha sucedido en este periodo: la fatiga por Zoom. Pasar de cero a cien en cuanto a comunicación digital se refiere no es gratuito, y no son pocos los doctores que se han visto saturados de llamadas, reuniones y webinars. Por lo que, la estrategia y la creatividad en la aproximación que el laboratorio desarrolle, así como la estrategia de contenidos, se perfilan como la clave para no acabar saturando y fatigando a nuestros profesionales. 

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Blog

Otros Posts





Usuarios

Los datos que nos facilite de forma voluntaria se transferirán al registro de usuarios de nuestra web. Para más información, consulte nuestra Política de Privacidad.