BLOG

Por los miembros de la AEAPS

Rigor científico

Por Ferrán Gómez. Medical Writer, VMLY&Rx. 

Ferrán Gómez. Medical Writer, VMLYRx

Con la llegada de la pandemia, a lxs redactorxs médicxs se nos ha multiplicado el trabajo. Nuestra pasión es comunicar en salud, y como habréis notado, no se habla de otra cosa… En la cola del supermercado: “han subido los casos en la ciudad”; en el rellano con el vecino: “parece que hay una nueva variante en Sudáfrica que es muy mala”; y haciendo tiempo a que todos se conecten a la videollamada “¿Ya está usted vacunado, Doctor?”. Qué lejos quedan aquellos tiempos en que hablábamos del tiempo.

Hoy voy a hablar del rigor científico detrás de muchas de estas microconversaciones. Recordáis cuando en mayo de 2020 se decía que “haber pasado la infección no protege más de 6 meses”. No es falso, pero ¿es cierto? Si tomamos un simple paso atrás, podemos ver que solo hacía 6 meses que conocíamos la patología, y por lo tanto no se podía afirmar con certeza que la inmunidad durara más que el período que hacía que conocíamos la patología. Obviamente el titular se vende mejor si está escrito en un tono preocupante… pero ¿el clickbait lo justifica todo? ¿Incluso en salud?

En aquellos tiempos, muchos seguíamos a rajatabla “protocolos de desinfección” al llegar a casa para no contagiarnos ni contagiar a nuestros convivientes. Esos mensajes lanzados por los medios de comunicación encontraban lectores ávidos de información que vivían con inquietud ante el virus. Ahora que ya estamos en la tan esperada fase de vacunación, empezamos a ver la luz al final del túnel. Pese a ello, las noticias que más repercusión tienen en los medios tienen titulares parecidos a este: “muere días después tras inocularse la vacuna”. Esta información es cierta, pero no es menos cierto que son muchos los millones de personas vacunados en el mundo sin ningún efecto adverso.

No hay mal que cien años dure

Con estos ejemplos he querido dar un toque de atención sobre la comunicación en salud en un entorno fast-paced como el que vivimos hoy en día. Durante este último año hemos visto la importancia de comunicar correctamente en salud, y no solo lxs redactorxs médicxs, sino la población en general: debemos dar mensajes informados, no caer en titulares sensacionalistas (clickbait), leer las noticias completas y cuestionarnos de dónde sale la información que recitamos. Estas son nuestras armas contra la desinformación y los bulos, pero también contra el miedo y la angustia que nos provoca el virus.

Efectivamente, este artículo está escrito sin mencionar la protagonista de la historia, la covid-19, porque espero que próximamente la dejemos atrás, pero los conocimientos adquiridos durante esta pandemia, perduren más allá.

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Blog

Otros Posts





Usuarios

Los datos que nos facilite de forma voluntaria se transferirán al registro de usuarios de nuestra web. Para más información, consulte nuestra Política de Privacidad.