BLOG

Por los miembros de la AEAPS

e-pacientes

Por Luis Zamora. Director de Cuentas Global Healthcare.

Estamos ante el fin del paciente clásico para dejar paso al paciente millennial o e-paciente. Según el Servicio de Salud de la Junta de Andalucía, el e-paciente es aquel que maneja con soltura las TIC y las utiliza para informarse sobre sus problemas de salud y gestionar de una forma adecuada su enfermedad. Un comportamiento que no es novedoso, pero que aún no ha vivido su máximo exponente y que, seguramente, venga de la mano de los millennials. Jóvenes que, desgraciadamente, en algún momento de su vida enfermarán. Y su comportamiento no será el clásico de los pacientes actuales.

No es nada desdeñable la cifra que lanza la consultora Deloitte donde sitúa, en el año 2025, el 75% de la fuerza laboral del mundo en los millennials, y por ende, los potencialmente mayores consumidores de salud.

De los millennials sabemos qué les gusta, cómo se comportan, cómo se relacionan con el mundo, con la sociedad y entre ellos. Pero en lo que se refiere a la salud, ¿cómo se comportan? ¿Qué necesitan? ¿Qué requieren? ¿Qué buscan? La agencia que sea capaz de determinar la respuesta a estas preguntas será la que, sin duda, tendrá la llave en su mano para ser capaz de comunicarse efectivamente con ellos cuando el discurso verse sobre salud y no sobre lo último en tecnología.

¿Cómo es el paciente millennial?

Estudios a este respecto lanzan datos y luces sobre estas preguntas, y vemos comportamientos nuevos y típicos de esta nueva generación de pacientes: el 60% de éstos comparte su experiencia médica, y un 54% realiza búsquedas sobre la patología, fármacos y centros médicos antes de ir a consulta o tomarse un medicamento. Dentro de su búsqueda incluyen comentarios y experiencias de otros pacientes, por eso estrategias como el inbound health marketing son grandes aliados para los laboratorios como vías efectivas de comunicación. La credibilidad está en juego y el famoso KOL, a lo mejor, ya no es el profesional sanitario.

Con respecto a la relación médico-paciente, lo más valorado para un 73% de los millennials es el tiempo de discusión con el profesional, seguido por la comunicación verbal para recomendaciones e indicaciones. No en vano 4 de cada 10 siente que no tiene tiempo suficiente en la consulta para resolver todas sus dudas. ¿Dónde las resolverá? Adivinen: el doctor Google. Pero visto de una forma diferente, global, trasversal, un verdadero e-health que tenemos la obligación de conocer y dominar.

Para un millennial la salud ya no solo es prevenir y curar dolencias y enfermedades. Va más allá. Va a un estilo de vida saludable en sí mismo, con un único fin: ser sano en vez de estar sano. Y la alimentación y la nutrición juegan aquí un papel protagonista, con un 21% de millennials que centran sus búsquedas de salud en internet en nutrición, alimentación y hábitos alimenticios saludables.

Bienvenidos al paciente hiperconectado, hiperinformado. Bienvenido al paciente millennial, el nuevo reto para las agencias millennials.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar