BLOG

Por los miembros de la AEAPS

valor de marca

por Alberto González  de Diego, Director de desarrollo de negocio Mccann Healthcare.

El principal objetivo del farmacéutico es la atención farmacéutica,  dispensación de medicamentos con receta, recomendación «racional» y venta de otros productos que promueven y propician estilos de vida saludables.

El objetivo de la publicidad en el lugar de venta de la farmacia (PLV) es favorecer la venta de los productos publicitados, llamando la atención del cliente que se encuentra dentro de la farmacia, fundamentalmente, apelando a una decisión «impulsiva» de compra.

Estos 2 objetivos no deberían de generar ningún conflicto entre el farmacéutico y el PLV, pero cuando hablamos de productos OTC existe, cuando la publicidad de un marca llama a lo emocional, y la recomendación del farmacéutico habla de lo racional…

publicidad en farmaciasY ambos tienen un objetivo común; VENDER

En este sentido agencias y clientes trabajamos juntos, porque igual de importante es que el mensaje llegue al consumidor, como que el farmacéutico se sienta cómodo con esta publicidad, que lo entienda, que aporte valor y que ayude en la venta, desde lo emocional a lo racional o desde lo racional a lo emocional.

Así una de las tareas del farmacéutico es que disponga en su botica de un adecuado mix de marcas que sean atractivas para sus clientes y de una buena presentación de los mismos y de su marca en el punto de venta.

La comunicación en el PLV es fundamental, porque de la información verbal ya se encargará el farmacéutico sobre estos u otros productos, estén o no publicitados,  y puedan convivir en armonía los farmacéuticos y la publicidad en la farmacia sin molestarse pero vendiendo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar