BLOG

Por los miembros de la AEAPS

Cambios en dos generaciones de publicitarios debido a la pandemia

Por ENELife. 

ENELife

Natalia y Miguel son compañeros y residentes en Madrid. Perdón, que esto ha quedado muy boomer. Vuelvo a empezar.

Natalia y Miguel trabajan en EneLife, son compañeros de fatigas, de campañas, de diseños… y desde marzo son compañeros a distancia.

Natalia pertenece a una generación que nació con un smartphone en la mano y cuando Miguel compró su primer móvil ya era creativo sénior.

El mundo laboral les unió cuando Natalia fue contratada como creativa junior y se sentó a escasos metros de Miguel. Unos meses después, la pandemia les ha separado físicamente unos kilómetros pero siguen trabajando juntos, ¿cómo han afrontado dos generaciones tan alejadas los cambios que se están dando en la publicidad y, más concretamente, en la comunicación healthcare?

¿Hay mucha diferencia entre el tipo de creatividad, soportes o formatos de los trabajos que afrontabais antes de la pandemia y en la actualidad?

Miguel: Sí y no. Me explico, evidentemente hay una adaptación a las circunstancias que vivimos, pero ya llevamos mucho tiempo desarrollando formatos digitales, y la creatividad siempre es “creatividad” siempre hay cambios de modos y formas. ¡Y ahora las formas son cada vez más pequeñas! Muchos diseños en formato mobile para estar siempre conectados. ¡Aunque para los muy séniors, como yo, esto suponga tener siempre las gafas a mano!

Natalia: Sí que he notado más la necesidad de creatividades para soportes más inmediatos como las redes sociales. Creo que se necesita mucho más que antes el mostrar que estás ahí, que acompañas a tus seguidores o a tus clientes y que tienes cosas que decirles, que contarles, etc… Workplace, Instagram, Twitter, Linkedin o incluso TikTok son fundamentales. Y no vale estar por estar, sino saber adaptarte a cada red, con sus códigos, su público y su manera de comunicar, pero de la forma más creativa posible.

Respecto al distanciamiento social, la pandemia ha influido en algo tan importante económicamente para la industria farmacéutica como son los eventos y la visita médica. ¿Qué influencia tiene este hecho en las agencias de comunicación? ¿Cómo se innova para intentar solventar este problema? ¿Está habiendo una evolución en este sector?

M: Para las agencias es un gran golpe: la visita médica, las reuniones de ciclo, lanzamiento de producto y eventos internacionales han minado seriamente los ingresos. Pienso que la mejor manera de solventar esta situación es poniéndonos en el lugar del cliente, pensando en sus necesidades y ofreciendo innovadoras soluciones online. Hay que tener los ojos abiertos a nuevos medios virtuales, porque cuando se cierra una puerta hay que abrir otra. Estoy convencido que hay una constante evolución en el sector y va a continuar porque, aunque volvamos a la “normalidad”, la pandemia ha sido un antes y un después que ha marcado el fin de una forma de trabajar para acceder al siguiente nivel.

N: Sin duda creo que se está suponiendo una gran revolución en el sector y, como agencia, estamos teniendo que ponernos en el papel de todos, y esto repercute en la forma en la que respondemos ante las necesidades de los clientes.

Nos hemos tenido que reinventar transformando materiales de visita a formatos digitales, que por otra parte tienen la ventaja de ser más dinámicos y nos ofrecen la posibilidad de ser mucho más creativos en este sentido.

La realidad virtual es un mundo en el que ya nos habíamos adentrado hace tiempo y las circunstancias nos han empujado a explorar cada vez más. Nos guste más o menos, creo que es una solución que ha venido para quedarse.

El distanciamiento social no solo influye en la comunicación con el médico, también dentro de las propias agencias de publicidad. ¿Creéis que la calidad o creatividad de los trabajos se ha resentido por la falta de socialización con vuestros compañeros?

M: Tenemos los medios y las ganas para que no sea más que otra forma de ser creativos de diferente manera. Las redes nos hacen sentir cercanos y el equipo es el mismo, no debe ser excusa para dejar de seguir luchando como hemos hecho siempre y los buenos resultados seguro que no tardan en llegar.

N: Yo creo que la calidad no se ha resentido, incluso diría que en algunos casos hasta se ha visto beneficiada ya que hemos tratado de aportar un extra para suplir la falta de socialización entre nosotros y también con los clientes.

En cuanto a la creatividad, creo que está muy relacionada con el estado de ánimo y emocionalmente hemos tenido muchos altibajos a lo largo de estos meses. Puede que en algunas ocasiones nos hayamos podido sentir más bloqueados que de haber estado en la oficina, donde si te surgía alguna complicación o duda, podías rápidamente llamar a alguno de tus compañeros y que te dieran un punto de vista distinto o algún consejo.

¿Pensáis que las crisis son un punto de inflexión en el que la premisa es “renovarse o morir? ¿O es más importante ser una empresa asentada con unos clientes fieles que confíen en tu gestión de comunicación?

M: Sin lugar a dudas una crisis es un acicate, pero es el día a día en una empresa de publicidad y de la vida misma.

Aunque siempre hemos trabajado muy duro para granjearnos la confianza de nuestros clientes, los clientes fieles dejan de serlo si no cumples con sus expectativas. Así de sencillo y así de difícil. Nosotros, como trabajadores y en conjunto como empresa, no nos podemos dormir en los laureles. En cuanto acabas con un trabajo nos enfrentamos a un nuevo reto diferente y debe ser mejor que el anterior.

N: Ambas cosas son la clave. Si tienes la suerte de contar con unos clientes fidelizados y que confían en tu trabajo, y además logras responder de manera adecuada a cada ocasión, entonces para mí aquí tienes la respuesta ante cualquier circunstancia que pueda aparecer. Los cambios no van a dejar de darse nunca, serán más o menos drásticos pero la cuestión es saber adaptarte a ellos.

¿Cuál creéis que está siendo el papel de las RR.SS., las plataformas y la comunicación online en esta nueva realidad? ¿Se ha modificado el ranking en cuanto a su importancia publicitaria?

M: Cada tipo de comunicación tiene su papel diferenciador, ahora todo va más deprisa, la información es inmediata y se renueva al instante, trabajar con nuevos medios es trabajar en el futuro, sin duda es la buena dirección.

Claro que se ha modificado su importancia, como pasa cada cierto tiempo, ¡los papiros también fueron una gran innovación en la comunicación! Hay que buscar fuentes para llegar al cliente del laboratorio y por ende a los pacientes de formas más accesibles, económicas, ecológicas e innovadoras.

N: Todos los medios de comunicación tienen su papel en estos momentos, pero los jóvenes, que somos más impacientes, nos centramos en la inmediatez que nos ofrecen las redes sociales. Últimamente se producen tantos cambios en tan poco tiempo que los medios más accesibles están ganando la partida a los soportes más tradicionales.

¿Cómo creéis que la crisis provocada por la pandemia va a afectar al futuro de la publicidad?

M: Nos ha mostrado el camino, podremos volver a la “normalidad” pero no hay marcha atrás, solo nos queda seguir adelante. En el siglo pasado hubo terribles desastres y la sociedad los superó y prosperó. ¡No vamos a ser menos!

N: Aunque creo que el futuro parece bastante incierto, tenemos la suerte de que intrínseco en nuestro sector está la creatividad. ¿Y qué mejor cualidad para afrontar lo que venga que con la capacidad de crear y recrear mecanismos, formas o medios para adaptarnos? Pues ninguna. Pienso que en ese sentido tenemos la suerte de poder contar con nuestras propias armas, que son nuestras ideas.

Y vosotros, ¿cómo os veis en ese futuro postpandemia?

M: ¿Sinceramente? Como siempre. Con esto no quiero decir que sea igual que antes, sino que ya ha hemos pasado otras veces por situaciones difíciles y con actitud positiva, esfuerzo y mucha creatividad conseguiremos aportar soluciones innovadoras y que todo vuelva a funcionar.

N: Yo creo que los jóvenes tenemos el futuro un poco oscuro. Pero, como dice Miguel, habrá que echarle ganas y mucha creatividad. Confío en que, aunque ahora parece muy difícil, y creo que lo será durante un tiempo, al final lo que debemos trabajar es nuestra capacidad de adaptación y así, seguramente, sea como sea el futuro, nos será más llevadero.

Y, por último, ¿tenéis ganas de veros?

M: ¡Por supuesto que quiero verlos a todos físicamente! Y, en parte, por puro egoísmo porque a lo largo del tiempo que llevo en EneLife sin lugar a duda la fuente de donde más he aprendido ha sido de todos los nuevos compañeros que venís con ideas nuevas y formas diferentes de afrontar la publicidad, traéis y me dais la ilusión renovada para dar el siguiente paso cada día.

N: La verdad es que estoy deseando volver a la oficina, ¡y quién me lo iba a decir con lo mal que llevo madrugar! Pero sí, tengo muchas ganas de volver a ver a mis compañeros, de poder tomarnos un café a media mañana como hacíamos antes, compartir alguna broma y, sin duda, de volver a llevar Manolitos para celebrar que nos reencontramos.

Parece que aquello de que “sobrevive el que mejor se adapta” es cierto y Natalia y Miguel son unos supervivientes. Cada uno con sus armas ha conseguido afrontar esta situación dando respuesta a las necesidades de los clientes y estamos seguros de que lo seguirán haciendo durante toda su carrera profesional.

Ese espíritu de EneLife de conjugar la veteranía con la juventud, de sacar partido a la experiencia y aprovechar la chispa de la juventud aun en tiempos difíciles es lo que nos ha permitido adaptarnos a los cambios durante 30 años. Porque esta no es la primera crisis que afrontamos ¡y seguro que no será la última!

Poner frente a frente a varias generaciones y hacerlas trabajar codo a codo es la fórmula para dar respuesta a nuestros clientes en creatividad y en calidad, en publicidad convencional y en digital. Porque, como dice nuestra última campaña, SOMOS RESPONDONES.

Natalia García
Creativa junior

Miguel Gil
Creativo sénior

Olga Velasco
Creativa sénior (y a ratos entrevistadora)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar