Six Thinking Hats

Por Beatriz García, Consultora Senior mkpress, Gabinete de Comunicación de mkmedia, Miembro de la AEAPS

No es extraño encontrarnos cada día con nuevos estudios que intentan medir la influencia que los bloggers tienen para los consumidores. Uno de los últimos es el Digital Influence de 2013 de Technorati, del que se extrae que “los blogs son la tercera fuente digital más influyente a la hora de hacer compras”. ‘Zed Digital’, también dio a conocer el suyo en el que “un 44,1 % de los lectores de blogs” en España “aseguran estar dispuestos a cambiar su marca habitual si leyeran algún comentario negativo” a través de este canal de información.

Si esa influencia es tan grande no es de extrañar que las marcas busquen la mejor manera de acercarse a ellos para potenciar sus productos.

Especialmente susceptible es nuestro sector, donde las búsquedas de información y consejo en internet relacionadas con la salud y el bienestar aumentan cada día conviviendo con los tradicionales prescriptores en los que los consumidores habían confiado.

Por eso, para las compañías dedicadas al autocuidado, la salud y el bienestar, las relaciones con los bloggers se tornan imprescindibles. Pero no es tarea fácil en un sector tan sensible a lo que se dice y a las repercusiones que puede tener.

¿BLOGGERS O INFLUENCERS?

Las compañías que están apostando por las relaciones con los blogs deben tener claro si quieren rodearse de bloggers con mucha audiencia o quieren contar con comunidades más pequeñas que se conviertan en sus influencers.

La salud y el bienestar preocupan a nuestro consumidor. Embarazadas, madres con hijos, mujeres y hombres preocupados por su salud, por su aspecto, clases medias y altas, con trabajos cualificados, consumidores sin tiempo, adictos a las nuevas tecnologías… un target imprescindible para nuestros productos y al que las marcas no quieren renunciar. Pero no todo vale, ni todos los blogs nos sirven.

Las compañías que están apostando por las relaciones con los blogs deben tener claro si quieren rodearse de bloggers con mucha audiencia o quieren contar con comunidades más pequeñas que se conviertan en sus influencers.

La experiencia adquirida nos ha enseñado que hacer una buena selección de bloggers en imprescindible en este sector. Recomendamos a nuestros clientes conocer muy bien a la persona que escribe detrás del blog, sus intereses, su responsabilidad y su forma de tratar la información de nuestros clientes y de la competencia. Debemos hacer un estudio profundo de los post escritos, el lenguaje que utilizan, la calidad de las imágenes, sus opiniones y la forma de dirigirse a sus lectores, sólo así sabremos a quiénes podemos tantear.

No tratamos de tener una base de datos muy amplia que nos permita tener infinidad de repercusiones on line, queremos conseguir que esas personas se conviertan en auténticos prescriptores de la marca.

LOS INFLUENCERS CREAN MARCA

Es fundamental la comunicación y la relación continua con los futuros influencers.

Pero en este mundo tan cambiante, donde aparecen nuevos bloggers cada día, este análisis y selección no es el único factor decisorio. Aquí entra en juego la parte más complicada: la comunicación y la relación con los futuros influencers.

En la comunicación tradicional, los periodistas reputados eran y son tratados como verdaderos gurús, y las marcas no han dudado en dedicarle sus mayores esfuerzos para tenerlos de su lado. En el mundo on line esto también tiende a suceder, los bloggers del sector quieren ser mimados como los periodistas del medio impreso, porque saben que su influencia, en estos momentos, es igual de importante.

Las compañías dedicadas al autocuidado, la salud y el bienestar deben cambiar el chip, y lo está haciendo poco a poco. Tienen que darse cuenta que sus influencers deben ser parte de la marca y no utilizarlos sólo para cuando nos interesen. Ellos deben ser uno más en la compañía, deben sentirla y quererla, y para ello, es nuestra obligación preocuparnos por ellos. Ellos crean marca al igual que nosotros. Sólo así, la información que escriban de nosotros será creíble y se convertirán en los partners que buscamos.

Para la industria se hace imprescindible mantener una comunicación continua con ellos, conseguir un win to win para ambos. Reuniones, presentaciones, envíos de información, focus group, talleres profesionales, formaciones científicas… las posibilidades se multiplican para conseguir que esos influencers estén comprometidos con nuestra marca. Esta necesidad de comunicación continua tiene su origen en el consumidor. Él se identifica con el lenguaje de los bloggers, con las experiencias y vivencias y el recelo que despiertan es menor que la prensa escrita. Por ello, su nivel de responsabilidad también se va incrementando.

LA RESPONSABILIDAD DE LOS BLOGGERS

Ante el poder que van adquiriendo día a día, los bloggers de nuestro sector deben ser consientes de la responsabilidad que tienen ante el consumidor con sus consejos, informaciones y recomendaciones en un sector como el autocuidado y el bienestar, donde entran en juego informaciones delicadas y sensibles que ponen en juego la salud de los consumidores.

Los blogs tienen la capacidad de crear opinión y cambiar el comportamiento de compra a través de una comunicación veraz y responsable, sincera y creíble.

Por tanto, las compañías dedicadas a la salud y el bienestar no deben basarse sólo en índices y datos de Alexa o Nielsen, sino en la capacidad que los blogs tienen de crear opinión y cambiar el comportamiento de compra a través de una comunicación veraz y responsable, sincera y creíble.

En resumen, los bloggers deben ser una parte imprescindible en este negocio. Confiar en ellos y hacer que confíen en la marca. Trabajar con ellos para comunicar lo que queremos adaptando nuestro lenguaje a su medio y a sus necesidades. Convertirlos en influencers y lovers de nuestra marca, siendo sinceros y respetuoso y trabajar junto a ellos para que sean responsables con las informaciones que dan.

Referencias: 1. ‘Technorati Media: 2013 Digital Influence Report‘ 2. El fenómeno de las redes sociales: percepción, usos y publicidad (Zed Digital)
*Una técnica creativa que consiste en ver la realidad de un hecho desde 6 puntos de vista diferentes, uno por sombrero. La fórmula de Edward De Bono para alcanzar el éxito en cualquier circunstancia. www.aeapsalud.es
Escrito por Super User
Categoría: Six Thinking Hats
Visto: 2178