Diana Kvaternik Directora Euro RSCG Life Medea (Medical Education Agency)

Cuando cuentas que te dedicas a realizar proyectos de medical education, necesariamente tienes que dar una explicación, ya que no es como ser arquitecto o profesor, ni siquiera es como ser publicista (¡posiblemente se parezca más a ser bombero!).

Bromas aparte, si ya de por sí la comunicación en salud es un ámbito muy particular, ni qué decir tiene que el concepto “medical education” necesita una explicación, que, curiosamente, comienza con que NO es una actividad formativa. Entonces, ¿de qué estamos hablando?

Por Jesús Jiménez, CEO de ENE Life
ENEartículos

Quienes llevamos tiempo uniendo salud y comunicación, sabemos que la formación es una herramienta de marketing imprescindible, pero aún tenemos una asignatura pendiente: Aprender a desaprender: Olvidarse de los convencionalismos, renunciar a viejas reglas, lanzarse a lo nuevo y, si no salen las cuentas, revisar bien las operaciones e innovar...no vayamos a terminar con un producto vacío.

De las reuniones de motivación a las experiencias formativas

¿Minireunión o macroevento? ¿Para un solo departamento o para todos? ¿Formación o e-formación? Muchas son las preguntas que nos hacemos antes de diseñar la estrategia de una reunión de ventas, pero hay unos pilares imprescindibles sobre los que se realiza cualquier reunión de éxito: motivar previamente, adaptarse completamente al target, sorprender (ya sea en tecnología como en dinámica de reunión, estética, etc...) y no pensar sólo en la formación, sino en crear una experiencia formativa : la formación no es sólo el aula, son los libros, el profesor, la compañía y hasta el tiempo que hace fuera. Todo eso infl uye en el aprendizaje de un alumno. Hasta el último de los detalles comunica.

Por Jorge Marco, Director General de EneLife

Desde que FORO inaugurara hace más de un año esta sección, hemos ido opinando a través de diferentes artículos sobre cuál debería ser nuestra relación ideal con los departamentos de marketing, cómo deberíamos establecer los sistemas de remuneración con los departamentos de compras, cómo formar a los médicos y farmacéuticos, y hasta cómo deberíamos informar a los pacientes.

Jefes de producto, responsables de compras, médicos, farmacéuticos y pacientes. Ellos son los protagonistas de nuestros artículos, que no dejan de ser un reflejo de aquello que nos ocupa y preocupa en el día a día. De hecho, todos ellos tienen en común que las agencias pasamos muchas horas tratando de conocer sus necesidades, sus intereses, sus inquietudes, y todavía muchas más, intentando satisfacerlas o cubrirlas.

mutatis-mutandis

Por Alejandro Santos, Director de BYPASS Comunicación.

IPMARK

Nuestro entorno socioeconómico está cambiando y por ende, el sector de la salud también está siendo objeto de un profundo proceso de transformación.

Algunos piensan que está "cambiando todo lo que debe cambiar", aplicando el término latino en el sentido más estricto. Probablemente debamos cambiar muchas cosas, incluyendo algunas reglas del juego y algunas dinámicas de trabajo. Es evidente que el cambio es el motor de la evolución, y resistirnos a la evolución nos conduciría inexorablemente a la involución progresiva.

El País - Con la opinión de Lourdes de Pablo Ogilvy Common Health

  • La publicidad abusa de la imagen de la mujeres para males íntimos como hemorroides
  • Las agencias niegan que se trate de sexismo: “Es realismo”

Seguro que le suena: “Mamá, tú cuando tenías mi edad, ¿no tenías picores?… Ya sabes… ahí”. La frase, pronunciada por una adolescente que charla con su madre tumbada en la cama de su cuarto así, en confianza, de mujer a mujer, es un clásico de la publicidad en televisión. Concretamente, el eslogan del anuncio de Dermovagisil, un ungüento para el prurito genital, que, aunque no esté hoy en antena, se repone periódicamente y se emite a discreción durante una temporada para luego desaparecer y volver meses o años después, invariable, a provocar la perplejidad, la vergüenza ajena o, directamente, la carcajada de parte de la audiencia que, por mucho que lo vea, nunca acaba de dar crédito a lo que escucha.