Iciar Zafra, Directora de Servicios al Cliente SAATCHI & SAATCHI HEALTHCARE

Paciente: Doctor, me encuentro mal, ¿Qué tengo?

Doctor: Mmmm, déjeme mirar. Según Google, no es nada grave.

Seguramente nuestra respuesta espontánea si alguien nos preguntase “si la web es nuestro nuevo doctor” sería que no. Pero si profundizamos un poco, enseguida nos damos cuenta del papel, cada vez más relevante, que está adquiriendo internet en el entorno de la salud, tanto para pacientes como para profesionales del sector. La pregunta no sería quién utiliza internet para temas de salud, sino quién no la utiliza... y la respuesta sería “casi nadie”.

Según Manhattan Research, en USA 8 de cada 10 usuarios de internet buscan información relacionada con la salud. En Europa, aun a pesar de las fuertes restricciones legales, más de 140 millones de internautas consultan este tipo de información, y la mitad de ellos lo hace sobre medicamentos.

Y para los médicos el escenario no es muy diferente. Según un white paper de la misma fuente:

  • Para el 57% los médicos europeos encuestados, su primera fuente de información sobre fármacos, nuevos o existentes, es el visitador médico.
  • Y el 50% afirma que preferiría recibir información por e-mail, webcast, podcast o sites de producto.
  • Si bien consultan sites internacionales, los médicos europeos prefieren sites locales y en su propio idioma.
  • El porcentaje de médicos que dice estar suscrito a newsletters médicos o profesionales (e-mail) es del 80% , con una media de 6 suscripciones por médico.

Ante este escenario, y con la irrupción de la web 2.0 (no sólo se accede a la información sino que se participa de la conversación digital ), es crítico para las compañías estar atentos a las fuentes y al impacto que estas tienen en las conversaciones entre pacientes y médicos, tanto para entender como para poder participar.

¿Cuál es el comportamiento del sector farmacéutico frente a esta nueva realidad?

Doctor webHoy todavía no ha adoptado por completo esta nueva era “Web-as-Doctor”. Las nuevas tecnologías producen un poco de vértigo, y podríamos decir que hay tres frenos principales que han influido en ello:

FACTOR 1: La rapidez con la que han aparecido y han sido adoptadas. Al sector farmacéutico, como a algunos otros, le ha cogido por sorpresa. Pero ahora puede aprender (en lo bueno y en lo malo) de aquellos sectores que llevan ya algún tiempo de ventaja.

FACTOR 2: La incertidumbre y los riesgos a nivel legal y regulatorio. Afortunadamente, poco a poco se van clarificando así como las estrategias para gestionarlo.

FACTOR 3: Las barreras psicológicas y organizativas. Y la arraigada creencia de que el consumidor no tiene poder.

Pero el consumidor, en este caso tanto los pacientes como los profesionales de la salud, cada vez tienen más “voz y voto” gracias a unas herramientas que les permiten:

  • Acceso ilimitado a cualquier tipo de información
  • Expresar sus opiniones y compartirlas con sus pares

Por ello, insistir de nuevo en que crítico para las compañías estar atentos a las conversaciones que tienen lugar en la red y participar de ellas, o abrir incluso nuevos canales de relación. Como decía Buenafuente en uno de sus monólogos, “navegar tanto que lleguemos hasta la última página de internet”

Escrito por Super User
Categoría: Publicaciones
Visto: 1064