BLOG

Por los miembros de la AEAPS

por Alejandro Santos, Director de Bypass Comunicacion

Mirar al futuro siempre tiene algo de reto y desafío. Cuando estamos a punto comenzar un nuevo año es difícil sustraerse a la tentación de imaginar que va a depararnos...

Es el momento de los buenos propósitos, de trazar nuevos planes y estrategias.

Mientras tanto, nos afanamos para que todo esté preparado y listo para nuestros clientes. Tenemos el compromiso de asegurar su éxito en el pistoletazo de salida de ese lanzamiento, o de aquella reunión de ciclo...

Esta frenética tarea nos mantiene en estos días a veces absortos, lamentablemente algo lejos del espíritu navideño, que debería imperar en esta época del año. Supongo que es la inevitable prevalencia del negocio sobre el ocio, de la economía sobre el espíritu.

Y sin embargo el año se agota, y 2014 se acerca inexorablemente con todo su futuro. Ese futuro que tanto nos interesa, también en nuestro sector, se construirá inevitablemente día a día esperemos que con números de mayores cifras para todos. Es cierto que algunos de nuestros líderes políticos ya hablan de recuperación, de avances y casi de "brotes verdes"... Parece pues que hay muchas razones para el optimismo. Sin embargo, sólo la innovación, la imaginación y la adaptación a los nuevos mercados podrán asegurar nuestra supervivencia y por supuesto el éxito.

Un éxito que nunca es fruto de la improvisación, requiere trabajo e inversión. Nuestros clientes están navegando en esta misma travesía, y creo que también en el mismo barco.

No recuerdo un sector que haya tenido que adaptarse a tantos cambios, en tan poco tiempo. Una transformación con un alto costo de económico y sobre todo humano donde muchas personas que han sido nuestros interlocutores durante largos periodos de tiempo han pasado a formar parte de ese colectivo tremendo de los "demandantes de empleo".

Desde aquí es el momento desear a todos un futuro con más salud para las personas, con más esperanza para estos profesionales, más clientes para las agencias del sector y más recursos para las compañías biosanitarias, que son nuestra razón de ser.

También deberíamos pedir, más bien exigir, más salud en las instituciones, en las organizaciones, pero creo que esto se aleja de nuestra dedicación, aunque ya sea un clamor popular.

Buen año y buena suerte en el 2014.

Categoría: Blog
Visto: 3510

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar