El Dead line ha muerto

Por Sebastián de la Serna, Director Creativo Ejecutivo de Publicis Health. 

Sebastián de la Serna, Director Creativo Ejecutivo de Publicis Health

El dead line ha muerto, valga la redundancia. Desde que el trabajo se ha convertido en mayoritariamente digital, los proyectos se han convertido en inmortales. El dead line ya no es esa línea de meta que suponía la publicación, emisión, impresión o edición de un proyecto y que cruzarla era pasar página de los ajustes, modificaciones, correcciones y demás vicisitudes inherentes a la complejidad del trabajo que hacemos.

Ahora los proyectos se mantienen eternamente vivos. Es la magia del universo digital, el cielo de los proyectos. En la nueva realidad, un proyecto muere, pero sabes que tarde o temprano renacerá, con nuevas exigencias, nuevos objetivos y actualizaciones, nuevos añadidos, parches y modificaciones. El cielo digital mantiene vivo cada proyecto, sujeto a los vaivenes de nuevas publicaciones, noticias, sucedidos, caprichos, epifanías… que interfieren en su contenido y lo van modificando suave pero indefinidamente. Los proyectos nuevos que nacen, se incorporan a este universo que se multiplica y en el que la evolución de una marca empieza a interferir con su propio pasado, conviviendo lo nuevo con lo antiguo, lo recién nacido, lustroso y lozano con lo viejo y parcheado. Creo que como nos pasa con la ropa de nuestros armarios, debemos abrir nuestras marcas y deshacernos de lo viejo que aun conservamos, que aunque le tengamos cariño y resulte cómodo, puede quedar desfasado y contar cosas de nosotros, o de nuestras marcas, que no son las que queremos.

 

 

 

Categoría: Blog
Visto: 1102