Audio digital

Por Sílvia Amodeo. Group Account Director, VMLY&Rx Consulting. 

Silvia Amodeo

La forma en que las personas buscamos información e interaccionamos en el medio digital ha cambiado. Hemos pasado de usar textos a la voz.

Y como ya predijo el estudio elaborado por IAB (Interactive Advertising Bureau), el audio se convertiría en la mayor tendencia de 2020, y amén, porque así ha sido.

De hecho, España es el quinto país que más audio consume en formato podcast, entre 23 países consultados, según el Reuters Institute.

Los millennials como yo apenas consumimos la radio como medio de información en el pasado. La mítica estampa de familias desayunando, entre tazón de leche y cereales, con las noticias del día de fondo, es algo que solo conocemos a través del cine y de la televisión.

María de Jesús Espinosa afirmó que lo sonoro abre una conexión íntima con la audiencia que no tiene otro medio.

De ahí el poder que tienen los podcasts para contar historias y generar comunidad en torno al sonido, retomando así el lado social que el formato brindaba antaño, pero ahora con el impulso que aportan las tecnologías.

Plataformas como Ivoox, la más popular actualmente; Anchorfm, fácil de utilizar, con aplicación móvil y hasta con analíticas; BuzzSprout, de las más completas para distribuir podcasts y con plan freemium para principiantes, Spotify, Audible (Amazon), Itunes (Apple Podcast), Google Podcast…  además de servir como repositorio de contenido, permiten interactuar a podcasters y oyentes, hacer comentarios sobre el podcast escuchado, y compartir imágenes, vídeos o links, en definitiva, generar comunidad.

Y por ello no es de extrañar que haya irrumpido entre nosotros Clubhouse, la nueva red social de audio en la que únicamente necesitas tu voz. Creada en 2020 por Paul Davidson y Rohan Seth, tiene como objetivo que la gente hable. Es un Twitch sonoro dividido en habitaciones en las que se producen debates de diversas temáticas. Si accedes a ellas puedes participar en el debate, o ser un mero espectador. Todavía está en una fase preliminar (sólo disponible en iOS) y para unirte has de ser invitado, por lo que en la actualidad está reservado a unos cuantos privilegiados.

Y si los podcasts en la actualidad generan hype (palabra del argot millennial que viene a significar que “generan mucha expectación”), los audiolibros podrían convertirse en la tendencia del 2021. Este formato ha crecido considerablemente en 2020 y espera recibir un gran empujón en este año de la mano de Google.

Para contextualizar, la gran problemática de los audiolibros hasta el momento, o al menos, en el mercado hispanohablante, es que todavía no están muy democratizados. Por ello la oferta de contenidos es escasa y solo grandes obras clásicas y bestsellers terminan convertidos en audiolibros.

Google parece haber encontrado solución a este problema “Los audiolibros narrados automáticamente dan voz a más libros electrónicos”, explican desde la compañía, que ha confirmado a través de una publicación en su blog oficial que ya está trabajando “en colaboración con editores de Estados Unidos y Reino Unido” para aumentar el catálogo disponible en la Google Play Store.

Para ello, se utilizarán “narradores generados automáticamente para que se puedan narrar libros sin versiones de audio”. Esto abrirá la puerta a que muchos más títulos acaben por subirse a su plataforma, gracias a una nueva herramienta para editores que se lanzará este principio de 2021.

Y por si fuera poco el mercado de la publicidad de audio online está creciendo a ritmos de dos cifras. Google ha empezado a vender publicidad programática para audio online y empieza a servir audios en servicios que permiten acceder a audio bajo demanda. Ahora mismo los hace con Spotify, Pandora y SoundCloud.

Según explican en Merca20, citando al portal The Drum, “Pandora comenzará a ofrecer anuncios interactivos a las marcas, en la forma de Talk Back Ads. Con este nuevo formato los anunciantes podrán crear anuncios capaces de invitar a la audiencia a contestar en voz alta. Si las personas obedecen la indicación, el contenido podrá continuar, generando así una conversación dinámica”.

Y a todo este combo se le suma los asistentes virtuales. La voz permite una búsqueda más rápida y cómoda de los contenidos. Además, estos dispositivos de audio, a través de la inteligencia artificial, se les está preparando para que detecten el estado de anímico de la persona. Pero posiblemente esto, merezca otro post a parte.

Está claro que los contenidos en formato audio interesan a los usuarios y están viviendo su edad de oro. 2020 supuso una nueva era para este formato, al cual todavía le deparada un futuro prometedor.

 

  1. Audiolibros: este es su futuro en 2021. JUAN ANTONIO MARÍN. Enero 2021.